Psicología e Inteligencia

 PSICOLOGIA E INTELIGENCIA

Dra. Stella Rodríguez Siabato.- Colombia.- 


La Psicología Humanista[1] (1950 - 60) comienza a gestarse después de la segunda guerra mundial y como respuesta a sus secuelas, frente al desamparo, al odio, la angustia, el temor que han provocado las guerras; busca la paz, la felicidad, el amor[2]. Se interesa por los problemas que afectan las gentes, las limitaciones en sus expresiones individuales, los sentimientos de conflicto interior, la Auto-negación y/o  la falta de sentido, es una ciencia que surge como una vía para evaluar las perspectivas Conductistas y Psicoanalíticas como el  determinismo, mecanicismo, atomismo, entre otras; las investigaciones se suscitan para entender al Hombre en relación con su entorno[3].

 

El punto de partida es la concepción holística  del ser humano, su permanente motivación hacia la unidad y la totalidad[4];  en la que se interrelacionan factores físicos, cognitivos, emocionales, ideológicos, donde los rasgos no pueden  separarse de los otros porque están dinámicamente interrelacionados.  Todos estos rasgos de personalidad se integran en forma única dando singularidad (self) a la persona,  funcionando como agente activo frente al medio,  respondiendo activamente ante él. Cada persona es única e irrepetible con sentimientos e ideas propias. El desarrollo de las  crisis, desadaptaciones, disminuciones del ser, su reacción contra la rigidez moral, la Libertad, la autonomía, el Libre albedrío, en resumen la existencia humana[5].

 

Se enfatiza en la existencia de un nivel transpersonal en que la conciencia de la existencia de otros modifica sustancialmente la manera de enfrentar el mundo. La conciencia de los otros como sujetos permite un desarrollo personal y una forma de gratificación intrínseca al ser humano. La fenomenología de la experiencia consciente, evidencia al hombre frente a su presente y a su futuro[6]; la racionalidad se entiende en la intuición, en afinidad hacia lo oculto, hacia lo místico, hacia las experiencias límites.

 

Para estudiar al individuo hay que comenzar por conocer cómo él, en particular, percibe su propia realidad. Esta no está definida objetivamente sino que es subjetiva, personalizada e individual.[7]

 
La inteligencia del ser humano consiste en hallar nuevos métodos de resolver problemas, de comprender situaciones, razonar, descubrir, interpretar  e inventar. Por ende la conducta es más inteligente cuando hay mayor flexibilidad, conocimiento e innovación y es más abarcadora de situaciones lejanas y disminuye su capacidad cuando es repetitiva y automática, porque no se detiene a realizar un análisis verdadero de las situaciones que se le presentan.  La inteligencia del hombre se manifiesta  en actividades sensoriales y motoras que le permitan explorar el ambiente y adaptarse a sus cambios en su entorno concreto.[8]

Según la psicología de la inteligencia,  el enfoque diferencial trata de descubrir las aptitudes que la forman y lo hace examinando las diferencias entre los hombres, “hay unos hombres mas inteligentes que otros”, para averiguarlo se hace por medio de tests, no existen en el mundo dos personas que sean psicológicamente idénticas. La personalidad, el carácter, el temperamento o el modo de ser de alguien es siempre difícil de definir y es que la personalidad se compone de múltiples factores que, en ocasiones, ni nosotros mismos conocemos.

La inteligencia aparece en la perspectiva, como un sistema de tratamiento de la información.  En la inteligencia general y las aptitudes especiales se fundan   componentes y procesos que la psicología se esfuerza en descubrir.

Hay que tener en cuenta que la inteligencia no es fija, sino que por el contrario es modificable, adaptable, flexible,  varia con la edad y  con la capacidad de cada individuo, la inteligencia crece cuantitativamente y se enriquece cualitativamente. 

Es de anotar que la inteligencia crece más aunque suene redundante en “los más inteligentes y menos en los más torpes”, hasta edades muy avanzadas, claramente en lo que se ha llamado inteligencia cristalizada, como la que actúa en el dominio creciente del vocabulario y de la solución de problemas en campos especializados, con menos nitidez en la que se denomina inteligencia fluida, que exige rapidez mental y facilidad para cambiar de estrategias en el curso de la acción. [9]

Para que un ser humano sea inteligente es necesario e imprescindible la herencia genética y el ambiente en que se desarrolla. Hay que empezar a cultivar esa inteligencia a muy temprana edad, puesto que esa exploración y asimilación le ofrece una maduración más plena al cerebro y un nivel mental más alto.

Es inteligente el que sabe elegir con elegancia, es decir, sin presunción, percatándose claramente que el más inteligente no está nunca demasiado lejos de caer en la estupidez.[10]

La “Abstracción y actividad relacionante son las funciones básicas de la inteligencia general, las que permiten adquirir y generar nuevas formas de adaptación y nuevos conocimientos”.  Si el hombre no persiste en el trabajo y el esfuerzo intelectual, no adquiere la suficiente información sobre los cuales debe ejercer su pensamiento y quedaría  en un vacio casi que nulo.  Para poner a funcionar la inteligencia y desarrollar las potencialidades genéticas, de las que dispone la humanidad, es necesario que el hombre reciba protección efectiva y afectiva para así mismo garantizarla.

Las actividades de inteligencia desarrolladas en las agencias de Seguridad y Defensa Nacional se nutren de aportes de la Inteligencia Humana particularísima, armonizada al interior de las organizaciones, en procura de la satisfacción del consumidor: El Estado.

No podría existir inteligencia del Estado sin la Inteligencia Humana, dispuesta entrenada, adaptada y orientada a la consecución de Información, para el  interés y el bienestar de una sociedad organizada que demanda un conocimiento minucioso, de las estructuras y composiciones del elemento Nacional, de tal manera que la psicología aplicada a la inteligencia Humana particular, puede ampliarse prospectivamente a la Inteligencia de Estado y puede utilizar elementos que le permiten la satisfacción de la comprensión de todas las etapas de ésta.

La Psicología es una ciencia al servicio de la actividad de Inteligencia para la comprensión de las individualidades que la componen y para proyectar el espectro de su ordenación colectiva.    


[1] Quitmann, H.1989. Psicología Humanística. Barcelona. Ed. Herder

[2] Luna, A.1996. Logoterapia. Un Enfoque humanista Existencial. Bogotá Ed. San Pablo.

[3] Maslow, A. 1988. La amplitud potencial de la naturaleza  humana. Ed. Trillas. México.

[4] Frankl,V.1994. Voluntad de sentido .Buenos Aires. Ed. San Pablo

[5] Martínez E. 2002. Acción y Elección.  Bogotá Ed. Colectivo Aquí y Ahora.

[6] Scheler, M. 1938. El puesto del hombre en el cosmos. Ed. Losada. Buenos Aires.

[7] Rogers,C.1978. Terapia, personalidad y relaciones interpersonales. Ed. Nueva Visión. Buenos Aires.

[8] Yela, M. (1987). Estudios sobre inteligencia y lenguaje. (pp. 19-41). Madrid. Pirámide.

[9] Mariano Yela. Inteligencia Psicológica.

[10]Ortega. 1962, pág., 28; 1980, pág. 128.

Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=